Webinar del área salud

Tema tabú: la delicada tarea de orientar sobre sexualidad a pacientes con ostomías

Ostomías
Ofrecer contención emocional a pacientes con ostomías, requiere de preparación por parte del personal de enfermería

Durante el ejercicio de su profesión, el personal que se desempeña en el área de la salud no solamente cumple funciones para prevenir o tratar las afecciones del cuerpo. En la mayoría de los casos, también  deben capacitarse para ofrecer orientación y contención emocional.

La tarea de orientar se hace un poco más complicada cuando se trata de pacientes portadores de ostomías.

Sobre este interesante tema nos habló Amapola Ureta, enfermera titulada de la Universidad de Santiago de Chile, diplomada en geriatría y en manejo integral de personas con heridas, ostomías e incontinencia; durante el  seminario web titulado “Sexualidad y autoconcepto en pacientes portadores de ostomías”, actividad organizada por el departamento de Vinculación con el Medio y la jefatura del área Salud del CFT ICCE.

Tabú y mito

 La ostomía, aunque es un concepto poco conocido para la mayoría de las personas, resulta ser una alternativa médica muy utilizada en pacientes con algunos tipos de cáncer u otras patologías. El procedimiento consiste en realizar una abertura quirúrgicamente en el abdomen, por medio de la cual se pueden expulsar los desechos o la orina del cuerpo.

Ofrecer contención emocional a pacientes  con ostomías, requiere de preparación por parte del personal de enfermería, ya que el tema resulta ser complejo. Algunos “mitos”, como por ejemplo el posible mal olor de la estoma o padecer disfunción eréctil, deben ser tratados abiertamente con los pacientes.

Sin embargo, no todas las personas tienen la disposición para hablar y recibir orientación sobre su sexualidad o intimidad; y en los casos de pacientes con ostomías, es más complejo de abordar, pues hay diversos factores biológicos, sociales o psicológicos que pueden afectar el proceso de adaptación a una vida normal, luego de la intervención quirúrgica.

Problemas sexuales

 Ureta mencionó varios estudios publicados, que reflejan una estadística significativa de problemas sexuales entre la población ostomizada.

Un estudio de 2007 reveló algunos datos de interés sobre este punto, entre los que mencionó los siguientes: 26% en el caso de las personas con colostomías podrían manifestar problemas sexuales; mientras que en los casos de personas con ileostomías y urostomías, las cifras eran de 17% y 40%, respectivamente.

También destacó que 90% de los hombres sometidos a cistectomía radical (extirpación de la vejiga), sufren de disfunción eréctil (incapacidad para poder mantener una erección).

Estos datos muestran cómo la incapacidad de poder eliminar de manera natural deposiciones, orina y gases, afecta directamente o indirectamente la imagen corporal, la autoestima y el autoconcepto.

¿Cómo ayudar?

Amapola Ureta recomienda  que las enfermeras deben tomar en cuenta los siguientes aspectos, a la hora de atender a pacientes con ostomías:

  • Usar la escucha activa como herramienta. No todos los pacientes son iguales.
  • Trabajar la disminución de la ansiedad.
  • Potenciar la imagen corporal.
  • Facilitar el contacto y vinculación entre las personas con ostomías.
  • Brindar asesoramiento sobre alternativas de cómo mejorar su sexualidad, por ejemplo: motivar la comunicación con las parejas, sugerir implementos o técnicas como el uso de lubricantes o determinadas posiciones que ayuden a mejorar los encuentros sexuales.

Finalmente, Ureta hizo un llamado a los profesionales de la salud para que asuman un rol de difusores y asesores, y de esta manera lograr un cambio de paradigma en lo social y cultural sobre la sexualidad en pacientes con ostomías.

Si deseas ver el seminario completo, te invitamos a verlo en el siguiente enlace: Sexualidad y autoconcepto en pacientes con ostomías

Para conocer las actividades que organiza el CFT ICCE, revisa periódicamente nuestra agenda de actividades aquí.


Conoce los detalles de nuestro programa de estudio

Técnico en Enfermería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *